Ayne-Perú

 

Somos una Asociación promovida por las  Religiosas Terciarias como respuesta a las necesidades y sufrimientos de familias que buscan vivir con la dignidad de hijos de Dios. Somos una asociación sin fines de lucro, comprometidas con la defensa de la vida, los derechos y el desarrollo de los pueblos.

Ayne Perú-Trinitarias, Solidadidad y Desarrollo es una asociación civil sin fines de lucho, promovida por el Instituto de Religiosas Terciarias Trinitarias. Región Perú-Bolívia, creada en el año 1998, para dar continuidad al trabajo de la Misión Social de la Congregación, respondiendo a las necesidades más urgentes de las poblaciones donde interviene.

El Nombre AYNE es la modificación del vocablo quechua “ayni” que José María Arguedas utiliza en su relato Runa Yupay que significa: “Préstamo de algo con solo la condición de reciprocidad”.

Desde hace 18 años Ayne Perú continúa con la misión social de las Religiosas Terciarias Trinitarias, cuyo fundamento es la concreción del Carisma Trinitario Liberador, siendo su principal objetivo el contribuir para que las personas de las poblaciones rurales y urbano marginales donde interviene mejoren sus condiciones de vida, sean protagonistas de su desarrollo, desde el ejercicio de sus derechos y la vivencia de los valores evangélicos, sobre todo la justicia y la solidaridad.

Agradecemos la ayuda y la confianza de las personas e instituciones amigas tanto de nuestro entorno local como del exterior y a las Hermanas Trinitarias que siguen confiando en nuestro esfuerzo solidario, al personal de las dos Sedes de Ayne, Lima y Pueblo Nuevo, al voluntariado internacional y local porque sabemos que sin su aporte sería imposible realizar este servicio con esperanza.

María Alcázar – Directora Ejecutiva

Nuestros Valores:

  • Libertad, como valor intrínseco de la persona para el pleno ejercicio de sus derechos sin lesionar los derechos de los demás, Como don de Dios que invita a todos trabajar contra toda esclavitud que impiden vivir con dignidad.
  • Respeto como expresión de consideración, nace en la dignidad de la vida y se potencia en la facultad humana de enriquecerla y mejorarla cada día
  • Honestidad, tiene que ver con la exigencia y salvaguarda de nuestras actuaciones y comportamientos individuales y colectivos, caracterizadas por la ética, la rectitud, honradez y transparencia.
  • Responsabilidad, es responder a nuestros actos y compromisos, a la voluntad de sentirnos identificados y corresponsables con la misión asignada.
  • Justicia, como fin de toda discriminación contra los individuos y la igualdad de derechos y oportunidades.

 

Principios institucionales:

  • La solidaridad, fundamentada en la construcción de relaciones de equidad y reciprocidad colectiva de las personas en sus comunidades.
  • Atención de calidad que refleje un servicio responsable, justo y ético que dignifique la vida de las personas.
  • Ciudadanía basada en la libertad y la democracia para el desarrollo local.

La motivación de Ayne Perú para abordar el tema de Responsabilidad Social se nutre de los principios del carisma trinitario, de la opción preferencial por los pobres, la solidaridad y la dignidad humana.